El Salvador albergará por tercera vez en su historia unos Juegos Centroamericanos y del Caribe.

/COMUNICAE/ El presidente del Comité Organizador de los Juegos Centroamericanos y del Caribe San Salvador 2023 (COSSAN2023), Yamil Bukele, presentó este lunes la...

Trustifi presenta un complemento en español para sus soluciones premiadas de ciberseguridad

/COMUNICAE/ Trustifi agrega su primer módulo de idioma extranjero que traduce todas las instrucciones y datos, lo que le permite expandir su presencia...

Transforma ISSSTE espacios subutilizados en Centros de Atención Especializada en Hemodiálisis

/COMUNICAE/ Todas y todos los derechohabientes del ISSSTE deben tener acceso a una atención digna y de calidad, por lo que, como parte...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Una investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) desarrolló un proceso para fabricar textiles funcionales, con el objetivo de tener materiales con propiedades antimicrobianas y con fragancia duradera.

En entrevista con la Agencia Informativa del Conacyt, la científica mexicana Keiko Shirai Matsumoto, quien es pionera en la extracción de quitina a partir de desechos de crustáceos y su posterior transformación en quitosano, detalló sus diversas aplicaciones.

textil_inteligente-800La investigadora dijo que dichas sustancias son la principal materia prima para el proceso de funcionalización de los tejidos debido a sus propiedades no tóxicas, biocompatibles y biodegradables.

Además, resaltó, puede reemplazar los materiales sintéticos, lo que evita riesgos en la salud del usuario y el medio ambiente.

Mediante microcápsulas compuestas por el núcleo de un elemento activo y un delgado armazón polimérico que lo envuelve, y que contienen las diferentes propiedades, se fabrica el textil inteligente, detalló la investigadora.

“Algunas aplicaciones precisan la liberación progresiva y controlada de los agentes microcapsulados para conseguir la emisión de olores o sustancias, lo cual se logra porque la naturaleza del polímero recubriente lo permite”, indicó.

La investigadora añadió que el proceso de funcionalización se lleva a cabo sin el empleo de ningún reactivo tóxico, por lo que el material textil es completamente biodegradable y no genera ningún impacto al medio ambiente.

“En el proceso de funcionalización trabajamos con dos polímeros naturales que se encuentran en mayor abundancia: la celulosa y el quitosano”, puntualizó.

Shirai Matsumoto explicó que con el quitosano también es factible incorporar otros compuestos que mejoren la actividad antimicrobiana del mismo y lo hagan más efectivo.

Además, este material tiene otras propiedades que permiten que el textil tenga un buen olor y el aroma se mantenga por más tiempo; también, se puede aplicar desde el campo médico en equipo hasta la fabricación de ropa.

“Una aplicación interesante sería para ropa de deportistas o ropa de hospitales, ya que el textil tratado con el quitosano le confiere propiedades antimicrobianas”, sostuvo.

La investigadora añadió que otra de las ventajas de los textiles inteligentes es que son durables, pues sus propiedades no desaparecen con los lavados.

Investigadora de UAM desarrolla textiles con propiedades antimicrobianas